" Tu problema no es el hombro "

Eso es lo que le diagnostiqué a un paciente hace unas semanas. 

Juan acudió con un dolor difuso en la parte posterior del hombro derecho que le limitaba subirlo por encima de 130 º. A parte, tenía dolor al girar el cuello hacia la derecha.

Venía con un diagnóstico clásico de periartritis escápulo-humeral. Eso nos indica que hay un dolor en la superficie articular del hombro. Pero no sabemos más ni el porqué.


Durante la valoración osteopática vimos que existían disfunciones vertebrales en las primeras vértebras dorsales. Aquí es donde tenemos que localizar el tratamiento, no en el hombro dado que ésta es la estructura que está sufriendo.


Tener una fijación articular en las dorsales altas conlleva a generar una limitación en la rotación cervical y genera, además, una disminución del aporte sanguíneo al hombro dificultando el levantarlo por la relación neurovegetativa existente entre la arteria subclavia y el hombro.

Escribir comentario

Comentarios: 0